ASOCIACIÓN ARAGONESA DEL HAIKU (ASARAKU)

Nuestro fin es contactar con los amantes del haiku en Aragón y dar difusión a su obra.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Un sueño hecho realidad (II)


Sobre todo en las ciudades de Imabari y Matsuyama, a la que llaman la "Prefectura haiku", ya que allí nacieron unos cuantos grandes maestros del haiku, como por ejemplo Shiki, que tiene en Matsuyama un museo dedicado a su persona, museo que tuvimos ocasión de visitar. 
 






El evento se tituló “Haiku y música de España”. A él asistieron el alcalde de Imabari y una representación de la Embajada de España. En la primera parte del acto fue la presentación del libro, en la segunda hubo un concierto de guitarra clásica española a cargo de un concertista japonés que había estado muchos años estudiando en España. Cual no fue mi sorpresa cuando el concertista me invitó a salir al escenario. Yo leía un haiku en español (él había seleccionado unos cuantos), una señora japonesa lo leía en japonés y seguidamente el guitarrista le ponía música, interpretando un fragmento de música clásica española. Este fue no de los momentos más emotivos para mí.



También me hicieron una entrevista en el periódico. No sé muy bien cómo quedaría, porque no me acababa de entender muy bien con el intérprete.
En la comida que hubo tras el concierto de guitarra, el alcalde de la ciudad  me invitó a participar en un concurso de haiku que iba a tener lugar unos pocos meses después. Yo acepté la invitación y le mandé a Kawakita sensei, una de las personas que nos alojaron en Imabari, con quien yo me escribía, un haiku para que él lo tradujera y lo presentara por mí al concurso. Y resultó que le dieron uno de los premios. Esa vez no me desplacé a Japón a recogerlo. Lo recogió en mi lugar Kawakita sensei.
El haiku en cuestión es:     
                                       
Mariposa
de otoño; sus alas
amarillas.



Fue de esta forma cómo conseguí hacer realidad uno de mis sueños más querido y anhelado: visitar Japón. Y fueron precisamente unos cuantos poemas minúsculos los que lo hicieron posible. Aquel viaje fue una de las experiencias más bonitas e inolvidables de mi vida. Siempre guardaré un profundo agradecimiento a todas las personas que lo propiciaron.

 José Luis Andrés Cebrián

No hay comentarios:

Publicar un comentario