ASOCIACIÓN ARAGONESA DEL HAIKU (ASARAKU)

Nuestro fin es contactar con los amantes del haiku en Aragón y dar difusión a su obra.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Haiku... origen desconocido

en muchas ocasiones, como consecuencia del mercatilismo, incluso el mercantilismo intelectual, llegan a nuestras manos diferentes formas poéticas que, por su originalidad, su forma, su falta de aparente ritmo y su carente rima resultan o acaban siendo populares hasta llegar al punto que comienzan su difusión de tales metricas a medida y tales rimas arrimadas a ser práctica habitual entre los afionados a la escritura poética, loci cual de un lado favorece su difusión y con ella la de la poesía pero al mismo tiempo caemos en perder la ideología y la idiosincrasia que en sí misma tenía... Así, hoy en día hay, me atrevería a contar por miles las personas que , siendo amantes de la poesía en general se declaran y proclaman como "amantes del haiku", seguramente, y en muchas ocasiones también, como no, personas vinculadas a ideologías de tipo oriental y más aún si cabe  ala cultura nipona y del budismo Zen de donde, en gran medida es su origen. Sin embargo, cuando das pautas que sí tiene en cuanto a ritmo y métrica esos mimos seguidores manifiestan abiertqamente qu eellos escriben "poesía de tres versos" a la que llaman haiku por su afinidad con éstos pero que no siguen su métrica ni su rimica si la hubiere. 


Todo ello me lleva a considerar, desde l ahumilde persona que soy y sin soltar ninguna ponencia docta en la materia, un breve comentario acerca de "cual es el origen del haiku? ¿Dónde nace y por qué? para, tal vez desde ello si se desea escribir haikus se haga con la filosofía que corresponde al efecto. 

El origen del haiku es un poema funerario, esto es, nada que ver con exaltar la vida sino con el momento, trágico o no, del fianl de la vida de una persona. Tal circunstancia, y tales haikus, al menos en un momento muy muy primitivo, los escribían los Samurais cuando iban a combatir en la guerra por su señor lo que, en un elevado porcentaje suponía la muerte segura y aún así, sabedores de esta realidad y por respeto y lealtad a quien le dieron la vida por él, ellos se disponen en sangrienta batalla, pero antes, justo en el momento previo  al enfrentamiento, escribían en el interior de su caso el último sentimiento conscientes de la realidad que les venía encima. Esta es, y no otra, la razón del reducido tamaño de dicho poemas ya que en el interior de un casco, en medio del campo de batalla, la escritura debe ser rápida, fugaz y que ocupe poco espacio. así pues un haiku, en origen, y respetando a lo tradicional, es un canto ante la muerte, ante el fianl de la vida d eun invdividuo y qu eno admite correccción ya qu elo siguiente será su propia muerte.

Es conocido de otro lado la gran vinculación que tiene la cultura del budismo Zencon la muerte, con el resurgir  en esta práctica y con la gran apreciación que d ela vida se tiee cuando esto acontece tras cada sesión de meditación zen o zazen... el practicante sabe que a cada momento la muerte puede acuciar y por ello hay que saborear el momento como el último de su vida, este es el gran rabajo d ela mweditación ser consciente de que morimos a cad ainstante para no perdernos ni uno solo d elo s momentos mágicos que la vida nos regala.

Así pues cuando escribamos un haiku sepamos qu eescribimos, y si... como algún poeta manifestaba en una ocasión, se escriben tercetas... no confundir con haikus por muy d emoda qu eesté pues el Español es rico en formas métricas y estróficas bastantes para no teer qu eandar copiando de otros idioma sy culturas. Sea este pues, también una exaltación del haiku pero también d ela poesía de la tierra queun dí abien nos vió nacer.


Rafael Castro Martín


martes, 26 de noviembre de 2013

Final de otoño


    La última hoja
    resiste temblorosa.
    Pausa en la rama.
 
            Emilio Pedro Gómez

sábado, 23 de noviembre de 2013

Presentación de Puente de piedra en Alcañíz


El 2 de diciembre a las 19 h. se presenta en el Ateneo de Alcañíz el libro Puente de piedra. Haiku en Ehime (Japón) y Aragón (España) en edición bilingüe y editado por Huerga & Fierro

Intervendrán: Inés Ramón, Emilio Pedro Gómez, José Luis Andrés, Jorge Bescós y Ricardo Fernández Moyano con la participación musical de Antonio Ríos al shakuhachi.

Gracias por vuestra asistencia.


martes, 19 de noviembre de 2013

Dos haikus en la Ruta Maya


                                                        Leve relámpago
                                             fotografía la costa.
                                             Los barcos tiemblan.

                                                         Isla de Flores, 19-agosto-2013




                                              Floto al dictado
                                              de la fragata en vuelo.
                                              Alas mis brazos.

                                                      Cayo Caulker, 21-agosto-2013


                                                                  Emilio Pedro Gómez

lunes, 11 de noviembre de 2013

Presentación de Puente de piedra en el Centro de Historias


El sábado 9 de noviembre se presentó Puente de piedra en el Centro de Historias de Zaragoza dentro de los actos de la X Jornada de Japón organizada por la Asociación Aragón-Japón.

Queremos dar las gracias a dicha Asociación por su deferencia y a su presidenta Kumiko Fujimura por la pintura sumi-e que diseñó para la portada de nuestro libro y al público asistente por su interés.

Presentación de Puente de piedra en La Bóveda

Antonio tocando el Sakujachi
Ricardo Fernández, José Luis Andrés y Jorge Bescós
El sábado 2 de noviembre tuvo lugar una presentación "no oficial" de Puente de piedra en La Bóveda del Albergue dentro de los actos de la Asamblea Nacional del Grupo Servas en Zaragoza

Estuvimos encantados por la fenomenal acogida que recibió a nuestro libro.

Antonio nos deslumbró con el Shakujachi.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Reseña en Artes & Letras


Reseña en el Heraldo de Aragón en la sección Artes & Letras, mi agradecimiento para Antón Castro por su generosidad.

Os esperamos.