ASOCIACIÓN ARAGONESA DEL HAIKU (ASARAKU)

Nuestro fin es contactar con los amantes del haiku en Aragón y dar difusión a su obra.

lunes, 28 de marzo de 2011

Haiku de estos días

Llenos de barro:
los postes de la luz
amontonados.

Haikus de la guerra

Hay otra guerra
pero solo con armas
humanitarias

matan igual
pero no de manera
intencional.

Cuando se gasten
habrá que renovar
el arsenal

Las que se compren
las pagará el petróleo
el quien, da igual.

Ya se ha de ver
si es el mismo perro
y otro el collar.

Cuando la crisis
al bienestar aprieta
hacemos cuentas

Gadafi resta
no solo porque mata
a sus paisanos,

como enemigo
a nadie ya le gusta
siendo vecino.

Mientras gobierne
pesará en la memoria
su gran dispendio

agasajando
a tirios y troyanos
igual que un jeque

nadando en oro
lo mismo le regala
un purasangre

a un presidente,
que tira de cartera
y le financia

con mucha pasta
parte de su carrera
a un dirigente

que hoy le devuelve
con altos intereses
lo que le debe.

Nadie desea
matar al sanguinario
antes nombrado

solo le advierten,
tirando su palacio
a misilazos,

de que se esconda,
pero todos auguran
su fin cercano.

Ya nadie cuenta
con él de presidente
en el futuro.

¿Quién quiere un juicio
con él como acusado
testificando?

El juez Ocampo
en la Haya le espera
con impaciencia.

Nunca veremos
a quien vendió las armas
en el banquillo

pues la justicia
si alguna vez fue ciega
hoy está tuerta.

Aquí os dejo algo que no son propiamente haikus, aunque adopten su forma.

"HAIKUS" ENCADENADOS 

Alimor

MIRADA


Alzo mis ojos

tallados por el viento

y se hacen pájaros.

domingo, 27 de marzo de 2011

Haiku de presentación.

Puzle de ocres

va entramando el otoño

sobre el paisaje.
Mª José.

Pruebas...

Este es el lugar para escribiros ?

Festival TODOS CON Japón


Festival TODOS CON Japón , KIBÒ

ESPACIO CAI , sito en Paseo Independencia (Urbana principal)

Fechal 31 de marzo

Entrada 5 euros precio único. Venta en Cajeros CAI

19:30h a 21h Kibó. Evocando la costumbre japonesa de ofrecer un regalo en señal de acogida, se dará un obsequio de bienvenida y recepción a los asistentes de una pequeña reproducción impresa de una imagen acompañada de un haiku que esté relacionado con el término “esperanza”, título del Festival (Kibô).
Presentación por Luisa Mª Gutiérrez, Fundación Torralba-Fortún
Actuación de Taiko (Kamidaiko)
Lectura de Haikus
Actuación Iaido
Actuación de Japonísmo musical
Clausura del festival
Todas las actuaciones se acompañan de una proyección de imagen sobre Japón
Participantes: Kumiko Fujimura , Esmeralda Alfaro, Elvira Prat, Ángel Irazábal , José Vicente Gil, Haiku en Aragón , Ana Isabel Serrano, Jesús Gutiérrez.

sábado, 26 de marzo de 2011

Un haiku de Angeloo Banzai


Fin de la lluvia.
Gotas de luz, ahora,
caen de las hojas.
.
.
Haiku publicado por Ángel Sobreviela en el blog Poesía en la margen

miércoles, 16 de marzo de 2011

VIAJE A LA TIERRA DEL HAIKU

Escribí este relato un mes después del viaje que hice con José Luis Andrés a Japón en julio de 1998, a petición de la Asociación Tora, y fue publicado en su boletín SOL Y SOMBRA traducido al japonés.

El día 16 de junio, mientras cruzábamos en tren el puente que une Honshu con Shikoku, pudimos ver al fin aparecer el sol iluminando los islotes de pinos que nos rodeaban; algunos de los cuales se difuminaban entre la neblina en la lejanía.
Al recorrer Shikoku pudimos apreciar que los campos de arroz y las casas estaban más dispersos que en Honshu, eso hizo más agradable la contemplación del paisaje al dejar atrás las aglomeraciones.
Al llegar a Imabari nos recibieron nuestros amigos de Tora, a los que tan agradecidos estamos José Luis Andrés Cebrián y yo por las atenciones recibidas durante todo el viaje.
Este es para mi “el viaje de las sorpresas”, y a cualquier lado que mirásemos encontrábamos algo que nos llamaba la atención.
También el interior de las casas japonesas nos encantó, desde el suelo de esteras de tatami o dormir en futón, hasta la belleza espiritual del tokonoma.
El día 17, mientras navegábamos en trasbordador hacia Omishima, pudimos contemplar la impresionante construcción del puente elevándose poderoso sobre las aguas y las islas. Más tarde, José Luis escribió un haiku.




El gran puente
acercará las islas…
las alejará.







Cuando visitamos Oyamazumi Jinja y el museo, el Señor Kawakita y el Señor Doi fueron muy amables guiándonos y explicándonos los Ritos que se realizan en el Santuario. Nos impresionaron los árboles de 2.500 años que se conservan en el interior de dicho recinto.
De noche, miles de ranas coraban en los campos de arroz, José Luis escribió otro haiku:

En los campos
de ranas abunda
el arroz.

El día 18 pudimos disfrutar de una Ceremonia del Té en casa de Mrs. Otani. Fue muy emotivo para mí, pues viví la experiencia como un grato regalo lleno de sensibilidad.
En la fábrica de shibori pudimos conocer este curioso tejido desconocido en España.
El día 19 fuimos a Nankobo, uno de los 88 templos de Shikoku, y pude sentir vivo el mismo espíritu que me impulsó en el año 1988 a recorrer el Camino de Santiago como peregrino.
Más tarde, contemplando la panorámica desde lo alto del Castillo de Imabari compuse un haiku:




Siglos sitiado.
Castillo de Imabari;
por montes y mar.







El día 20 llegó la esperada Fiesta “haiku y música de España”, en la que los miembros de Tora volvieron a demostrar su gran capacidad para organizar actos de hermanamiento entre diferentes culturas, poniendo todo su entusiasmo y sentimiento en ello. ¡Incluso demostraron tener grandes conocimientos de gastronomía española, realizando platos de paella, tortilla de patata y fideuá!
Anri Shibata logró un matrimonio artístico entre el haiku y la guitarra española, lleno de magia y poesía. Y cuando nos hizo el regalo de su genial improvisación fuera de programa sobre ritmos de jota japonesa fue muy emocionante.
¡Es muy curioso que un músico japonés nos enseñara a sentir la guitarra española!
En el coloquio la gente demostró mucho interés por conocer qué camino siguió José Luis Andrés para llegar a escribir haiku. Estamos muy agradecidos por la alegría, sensibilidad y afecto que nuestros amigos de Tora compartieron con nosotros.
Al día siguiente pudimos apreciar el moderno museo de Shiki en Matsuyama y su impresionante Castillo. José Luis compuso un haiku:

Vacías armaduras;
Castillo de Matsuyama.
Zazen de siglos.

Durante el viaje de regreso a Imabari yo escribí otro haiku:


En Matsuyama
recorren los montes
sendas de niebla.

Nuestro inolvidable viaje a “La Tierra del Haiku” será para siempre una fuente inagotable de inspiración estética y sentimientos fraternales.

 JORGE BESCÓS RIUS- Zaragoza, 28 de julio de 1998

martes, 15 de marzo de 2011

Haikus de la casa


En abril del año pasado vió la luz el libro Haikus de la casa de Emilio Pedro Gómez. publicado por Eclipsados. Unos haikus desacostumbrados, fuera de su entorno habitual pero de una gran profundidad y belleza, en un intento de buscar momentos haiku en la cotidianeidad de la vida en el hogar.


Comienza el día.
Aroma a bienestar
del pan tostado.

Un purista incluso diría que la mayoría no son haikus sino senryu, ya que en muchos aparece  la metáfora o  el "yo" personal. Sean lo que sean, la hondura de estos versos hacen pensar al lector que en lo cotidiano del día a día también se puede encontar la plenitud. 

Con qué dulzura
tus manos de silencio
nombran mi espalda.



sábado, 12 de marzo de 2011

Con el tiempo

El último y atractivo libro de Enrique García-Máiquez recoge unos pocos haikus. He aquí una muestra:

 
  Cruje la escarcha.
El día viene envuelto
en celofán.

El poemario incluye estos ingeniosos y clarividentes versos:

"SE ESCRIBEN DEMASIADOS HAIKUS" DICEN


El tonto mira

los dedos que señalan

a la luna. (Y los cuenta.)
*

jueves, 10 de marzo de 2011

Taller de haikus

El beso enciende
las estrellas del cuerpo.
Cielo en los labios.


Enciende el beso
los arroyos del tacto.
Se apaga el labio.

Escribí estos haikus y los asocié a estas imágenes para un Taller de poesía con más de 100 alumnos de 1º de Bachillerato del IES "Batalla de Clavijo" de Logroño, dentro de unas Jornadas Poéticas que tienen como motivo principal: "Palabra y luz".

miércoles, 9 de marzo de 2011

Lluvia

Fotografía de Xavier Moreno
La última lluvia
estremeció de sed
todo el jardín.



martes, 8 de marzo de 2011

Haikus de José Luis Cebrián

En la quietud,
un silencio de muerte,
un silencio de vida.

En el charco,
juntos, el barro
y el cielo.

La luna llena,
en la ciudad,
una luz más.

Los habitantes
del pueblo abandonado:
el viento y las zarzas.

Qué vacías
están las calles
llenas.

Cada uno
se esconde como puede
de la Gran Pregunta.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Un sueño hecho realidad (II)


Sobre todo en las ciudades de Imabari y Matsuyama, a la que llaman la "Prefectura haiku", ya que allí nacieron unos cuantos grandes maestros del haiku, como por ejemplo Shiki, que tiene en Matsuyama un museo dedicado a su persona, museo que tuvimos ocasión de visitar. 
 






El evento se tituló “Haiku y música de España”. A él asistieron el alcalde de Imabari y una representación de la Embajada de España. En la primera parte del acto fue la presentación del libro, en la segunda hubo un concierto de guitarra clásica española a cargo de un concertista japonés que había estado muchos años estudiando en España. Cual no fue mi sorpresa cuando el concertista me invitó a salir al escenario. Yo leía un haiku en español (él había seleccionado unos cuantos), una señora japonesa lo leía en japonés y seguidamente el guitarrista le ponía música, interpretando un fragmento de música clásica española. Este fue no de los momentos más emotivos para mí.



También me hicieron una entrevista en el periódico. No sé muy bien cómo quedaría, porque no me acababa de entender muy bien con el intérprete.
En la comida que hubo tras el concierto de guitarra, el alcalde de la ciudad  me invitó a participar en un concurso de haiku que iba a tener lugar unos pocos meses después. Yo acepté la invitación y le mandé a Kawakita sensei, una de las personas que nos alojaron en Imabari, con quien yo me escribía, un haiku para que él lo tradujera y lo presentara por mí al concurso. Y resultó que le dieron uno de los premios. Esa vez no me desplacé a Japón a recogerlo. Lo recogió en mi lugar Kawakita sensei.
El haiku en cuestión es:     
                                       
Mariposa
de otoño; sus alas
amarillas.



Fue de esta forma cómo conseguí hacer realidad uno de mis sueños más querido y anhelado: visitar Japón. Y fueron precisamente unos cuantos poemas minúsculos los que lo hicieron posible. Aquel viaje fue una de las experiencias más bonitas e inolvidables de mi vida. Siempre guardaré un profundo agradecimiento a todas las personas que lo propiciaron.

 José Luis Andrés Cebrián